Perdurarán en el tiempo las palabras aunque se haya apagado su eco; sobrevivirán al paso de las paginas absurdas de los calendarios; dormirán en cuadernos de hoja perenne, arrulladas por la nana cansina del tic tac de un reloj.
Y tal vez algún día - cuando yo me haya ido- alguien las despierte y les devuelva su voz.

Chema.

viernes, 5 de mayo de 2017

Un verso con faltas de ortografía.

Me dijo: escríbeme un verso.
Y no lo pensé dos veces;
cambié una B por la V
y después borré la R.

Desde entonces en mis labios
va prendido todavía,
aquel verso que escribí
con tan mala ortografía.

Chema Élez.

2 comentarios: