Perdurarán en el tiempo las palabras aunque se haya apagado su eco; sobrevivirán al paso de las paginas absurdas de los calendarios; dormirán en cuadernos de hoja perenne, arrulladas por la nana cansina del tic tac de un reloj.
Y tal vez algún día - cuando yo me haya ido- alguien las despierte y les devuelva su voz.

Chema.

sábado, 20 de mayo de 2017

Canción de las horas, (o historia de un amor fugaz)

A la una, te imagino.
Sobre las dos ya te pienso.
Sobre las tres, me enamoro,
y a las cuatro ya te quiero.
Sobre las cinco te llamo,
y me responde el silencio.
A las seis, por recordarte,
empiezo a escribirte versos.
A las siete no soporto
echarte tanto de menos.
A las ocho me violenta,
que el tiempo corra tan lento.
A las nueve ya soy presa
de un feroz desasosiego.
A las diez ,ya no me queda,
esperanza ni consuelo.
A las once, ya es muy tarde,
y me va venciendo el sueño;
si a las doce no has venido,
te borro del pensamiento.

  Chema Élez

4 comentarios:

  1. ES preciosa me ha encantado gracias chema eres un cieloooooooo

    ResponderEliminar
  2. ¿No sería más sensato, que dejaras que ese amor fugaz, te hiciera perder la noción del tiempo?... Pregunto.
    Un poema muy fluido, Chema. La poesía es juego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizá si, pero es que la sensatez y yo no nos acabamos de entender...jajaja..
      Lo que realmente me gusta es eso,jugar con las palabras.
      Gracias Angel ;)

      Eliminar